domingo, 27 de agosto de 2017

27 de agosto

 Hay cosas que no se van a poder borrar nunca, después de tantos años porque pasó demasiado tiempo, demasiados años, las cosas no se pueden borrar porque no se pueden olvidar, es muy difícil quitar algo que vivimos.
 Feliz otro aniversario pueblo.

sábado, 19 de agosto de 2017

Vienen de la tristeza.

Ayer venía en el colectivo, acompañada de una amiga y me soné la nariz, en un intento de quitar mis mocos que no sé de donde venían, viste que cuando te invaden las ganas de llorar, primero viene como una ola de moco, te avisa que si seguís en camino, vienen las lágrimas imparables.
(Léase con todo de interrogación)
 A veces cuando no estoy engripada, (me vacuné), resfriada ni congestionada siento que tengo esa ola de mocos y qué, si sigo en camino, seguro llego a las lágrimas.
 Podríamos habernos casado, podríamos haber sido felices, podremos, todavía estamos a tiempo...

lunes, 14 de agosto de 2017

Qué hermoso.

 Hay cosas hermosas, por ejemplo, como suena tu nombre en mí boca, el olor de tu piel, qué hermosa que es la curva de tu naríz, que hermoso mirarte y más hermoso es observarte, verte para entender que la felicidad tiene una forma de unos 173 centímetros de pie y que me da un beso cuando todo parece ir mal.
 Es tan hermoso que pareciera ser demasiado para mí.

miércoles, 9 de agosto de 2017

La primera persona con la que me puse seria.

 Recuerdo que la con la primera persona que me puse seria, fue cuando tenía 17 ú 18 años, era tan chica que realmente no comprendía mucho de nada. Cuando fallé, no entendí por qué fue, si me había puesto seria hasta el punto de haber cambiado todo de mí, pero ahí estaba el problema, me puse seria con la persona equivocada.
 Me prometí que nunca más iba a pasar.
 Después de mucho tiempo, me puse seria con la persona ideal, la persona que me iba a acompañar toda la vida y entendí que fue lo que hice mal y dejé de culparme por cosas que no fueron (y por las que fueron también), mi compromiso llegó a un nivel en donde volví a sonreír y pude crecer, me puse seria conmigo misma y todo volvió a ser.
 ¿Cómo tomarse en serio todo lo demás si no me podía tomar en serio a mí misma?

lunes, 7 de agosto de 2017

A seguro se lo llevaron...

 Llegué al punto de estrés, (o de la seguridad) de que no me interesa si todo sale bien o mal, mientras salga y salga como tenga que salir, porque no tengo nada resuelto y tal vez por mucho tiempo no lo tenga y tenga que seguir luchando.