domingo, 23 de julio de 2017

Donde el infierno se congela

 Cada vez que vengo, pareciera que no pasa el tiempo y sigue todo igual, (y no suelo venir muy seguido) ya que todavía escucho esa voz que me dice cosas que no quiero escuchar, cosas que no quiero saber. Hasta el infierno se congelaría en este lugar.
 Creo que el infierno sigue ahí.

sábado, 8 de julio de 2017

Recuerdos nuevos.


 Hace algunos años quemé todos mis recuerdos viejos y con mi última mudanza, puse en una caja de zapatillas "recuerdos nuevos" pensando que la iba a decorar algún día y todavía siguen guardados ahí los mejores recuerdos, la foto con la carta que me diste, un preservativo de hace seis años, de tu época de "manzana", un boleto de tren usado, un llavero que creí perdido, una carta que escribí y nunca me atreví a enviarla, entre otras cosas.
 Ahora debería empezar a armar recuerdos nuevos nuevamente pero algunos de éstos se vienen conmigo, otros por ahí los tenga que dejar. No saben lo duro que es realmente crecer.
 De todo lo que tengo en esta vida, lo que más me preocupaba llevarme es ésto.

jueves, 6 de julio de 2017

Hasta el día de hoy.

 Me acuerdo que hace tres años terminaba una etapa de mí vida donde me encerré en mí misma y pensé que no iba a crecer porque no valía la pena y merecía lo que tenía, pero no fue así, crecí.
 Hace dos años, empezaba otra etapa empujada por la primera donde me caí, me levanté de rodillas y antes de poder pararme, volvía a caer y así sucesivamente.
 Creí que no iba a crecer porque aprender no siempre es crecer, pero no fue así, crecí.
 Este año después de todos los tornados y de pasar febrero sin poder crecer, llegó marzo y estaba totalmente negada a crecer porque sabía que implicaría dolor por aprender y saber que lo que pienso no siempre es la verdad y que hasta enero había cambiado tanto de la primera palabra que escribí arriba, que me sentía bien con lo que había crecido y no quería crecer ni un poco más y no me interesaba, pero lo que no supe es que la zona de confort es lo peor y empezaron los fueguitos, explosiones y fantasmas.
 Me NEGABA a crecer, pero después de todo, este año cambié tantas veces de parecer y me salí tanto de la comodidad, que terminé creciendo sin querer y ahora queriendo.
 Escribo ésto para saberlo. Hoy comprendo canciones que cuando era chica no tenían sentido.
 Nunca bajes los brazos.

lunes, 3 de julio de 2017

Éxodo.

 Llegó la hora de tomar mis demonios, mis decisiones, elecciones, sentimientos y emociones y realizar este éxodo (de una sola persona), llevándose tantas cosas, pero por no fallarme voy a tener que dejar mi redacción, porque siento miedo pero no puedo permitirme demostrarlo, ni a mí misma, en todos éstos años creí que escribía para los demás, pero en realidad lo hacía para mí, los mensajes ocultos solo yo los podía leer y las historias claras no se entendían y eran más oscuras de lo que parecían.
 Espero que me entiendas cuando más adelante lo leas y te pido perdón si te fallé, porque no era mí intención. Sé que podemos seguir adelante y que hagas lo que hagas siempre voy a estar orgullosa.
 Y si sucede algo, tiene solución, todo tiene solución menos la muerte y quién mejor que yo/vos para saberlo...