miércoles, 28 de junio de 2017

Tiempo

 La gente cree que cuando se compra un reloj, compra el tiempo, no mis queridos, eso no se compra y no se vende, el que inventó el tiempo es un desgraciado que no creía en el ocio.
 Nos creemos superiores al llegar puntuales, nos sentimos bien cuando tomamos el colectivo de siempre cuando llegamos dos minutos más tarde a la parada, que por falta de tiempo dejé de amarte para hacer otras cosas porqué, por falta de tiempo no me alcanzaba la mente para poder estar en tu amor y en mi vida. Sin embargo me queda todo el tiempo del resto de mi vida, ¿Cómo algo que no vuelve más se aprecia tan poco, no?
 Encontré un reloj cuando iba caminando, no se me ocurrió mejor idea que conservarlo y pensar que la vida me está recalcando la puntualidad...
 No sé en qué momento me convertí en eso que tanto odié... Una persona puntual.
(Que no haya llegado puntual a tu encuentro no es por irresponsable, fue por miedo).

No hay comentarios:

Publicar un comentario