sábado, 27 de mayo de 2017

Y si es bola y no gira, no sirve pa nada.

 Hacía tanto frío y las luces giraban alrededor y éramos solos nosotros y todos saltando, todos sonriendo.
 Era un espiral que no tenía fin en ese momento, como una fotografía que no tiene pasado ni futuro, solo ese presente.
 Hay cosas que suceden una sola vez en la vida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario