martes, 28 de marzo de 2017

Mi alma oye su llanto.

  Estaban en una playa, alejados de todos y rodeados de gente, a veces cuando duerme puede hablarle, puede oirle, le pregunta por qué, "¿por qué me hacés ésto?", con voz entre cortada, mientras lucha por no derramar ninguna lágrima, su alma le pesa hasta el infinito.
- ¿Por qué me seguís amando?- mientras el viento corre y bailan lento, solo quería que se parara el tiempo y vivir ese momento por un rato más, pero sabía que al salir el sol, deberían irse.
 Antes de poder responderle, le mira por última vez al amanecer, antes de tener que dejarle ir sin querer, de volver a perderle otra vez...

No hay comentarios:

Publicar un comentario