martes, 21 de febrero de 2017

It's so bad it's got to be good.

 A veces cuando no sé bien como seguir, vuelvo unos pasos hacia atrás, algunos años, algunos daños y cuando me recompongo de mis pequeños estallidos de miedo al futuro sé que todo ésto por lo que estoy luchando vale la pena.
 No hay batallas más difíciles de librar que las que suceden por dentro, un ejemplo claro es cuando sucede alguna cometragedia y tengo que alinear toda mi energía y mi fuerza para no volver a fumar.

¡Es tan malo que tiene que ser bueno!
Entendí que lo peor llega lento y nos da señales. Nadie me dijo que iba a ser fácil pero mierda que a veces se pone difícil.

No hay comentarios:

Publicar un comentario