domingo, 18 de diciembre de 2016

No lo ves, estás ciego.

 Hay cosas que nunca pudiste ver y que tal vez no las puedas ver, porque estás ciego por tu propio ego, dejé de lado todo de mi para poder ser un poco más por vos, quiero ser una persona mejor todos los días cuando me levanto. No te diste cuenta cuando te miré a los ojos esperando que veas el infinito a través de mis pupilas...

No hay comentarios:

Publicar un comentario