martes, 8 de noviembre de 2016

Te quise soltar.

 Te quise soltar, sentí como mis manos se abrían y mis dedos se aflojaban, pero tu presencia es más fuerte, estás ahí del otro lado y volvés haciendo un espiral, un eco de lo que fue, ya mis manos no te sienten pero mi ser sí, te transportás hasta acá y te siento tan real como si todavía existieras, como si todavía vivieras, como si nada hubiera pasado, como si con los sueños no te bastara para seguir apareciendo. Todavía pienso que estás ahí, sentado, hablo en presente porque en pasado es resignar, te quise soltar...

No hay comentarios:

Publicar un comentario