miércoles, 16 de noviembre de 2016

Cuestión de tiempo.

 Es cierto que el tiempo es enemigo de muchos, y amigos de otros, el tiempo nunca se detuvo por nadie, y nunca lo va a hacer, a veces creemos que en alguna mirada, en alguna sonrisa se puede llegar a detener.
 Si pudiera volver el tiempo atrás, si pudiera volver a repetir un sólo día, volvería a aquel día en que pude abrazarte y no lo hice pensando en que iba a volver a verte, ¿y sabés que pasó?
Eso nunca sucedió.
 Volvería el tiempo atrás para poder vivir un día que nunca viví porque no lo quise vivir, aquel día que nos peleamos por nada, (¡y sí que nos peleábamos por nada!) para invitarte a que caminemos, o tomemos mate.
 Si me pongo a pensar, “todos viajamos a través del tiempo juntos, cada día de nuestras vidas. Solo podemos esforzarnos por disfrutar de este extraordinario paseo". El tiempo solo hace su trabajo y sigue corriendo, entonces no me quedó más remedio que ajustarme a sus reglas, antes de responder mal, lo pienso dos veces, antes de no abrazar a alguien, no lo pienso, indudablemente lo hago, la vida es efímera, hoy estamos y tal vez mañana no lo estemos. Vivo cada día como si fuera el último de mi (extra)ordinaria vida, cuando llegue el balance de mi vida, sé que va a ser como siempre lo quise, o lucho por eso.
 Si pudieras volver el tiempo atrás, si pudieras repetir un sólo día...
¿Lo harías?

No hay comentarios:

Publicar un comentario