lunes, 21 de noviembre de 2016

Be free.

 Había un pájaro que cantaba por las mañanas, cantaba mientras se bañaba, cantaba con el alma, pero un día se dio cuenta de que había algo que lo rodeaba y por más que intentara volar, no podía hacerlo, lo que lo rodeaba le impedía el vuelo, pensaba, "¿qué culpa tengo? Si canto para alegrar el mundo".
 El pajaro se empezó a apagar, y con él su canto, si prestabas atención, se podía escuchar la misma letra una y otra vez de su canto...
Sólo quiero ser libre en este mundo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario