martes, 4 de octubre de 2016

Solo son, simplemente...

 Iba caminando por esa esquina del mural, cruzo la calle y me encuentro con que me estás esperando del otro lado, trato de esquivarte, me besás por última vez sin que me de cuenta y despierto.

Lo curioso de todo es que no recuerdo el último beso que te di, tal vez no lo recuerde porque no sucedió, todavía no sucedió.

2 comentarios:

  1. Hola, aquí una madrugada más, en este tu mundo apartado de todo un poco.

    Tu sitio es especial, y hace tiempo que le tengo bastante cariño, para ser sincero. Es como un refugio de alguna manera.

    Tengo ideas volando sobre mi cabeza que no dejan dormir. Creo que están deseosas de ser plasmadas en letras.

    Espero que te encuentres muy bien, y tengas un sonrisa siempre.

    Quiero compartir contigo algo que escribí un 23/oct/2015. Siento que aquí se puede hacer un huequito, si me lo permites, claro está.

    "Sin título"
    Un recuerdo de mil colores,
    Una noche fría y húmeda,
    La ligera llovizna que caía
    De un futuro semidifuso,
    Sueños...

    Un reflejo melancólico,
    No más lejos de dos farolas
    Que mi camino iluminaban
    En mil recuerdos

    Mil noches que te sueño.
    Roja, tierna y furiosa
    Azul, triste y pérdida,
    Amarillo, feliz y sonriente
    Morado, como aquella caja.

    Si, grises son mis recuerdos
    Que se pierden y me alcanzan
    A cada paso que doy.

    Pinceladas y trazos
    Que combinan tus recuerdos
    En aquella mirada que te vio partir...

    Dueña de todo el futuro por venir
    Sólo me quede conmigo
    Y los sueños bajo las estrellas

    El viento era el susurro de tu voz
    Que gritaba mi nombre en silencio
    De tus noches confusas
    De tu tristeza y enojo.

    Frustraciones de sueños
    Que terminaba tragandome
    Aún cuando no me pertenecías

    Quien es dueño de esa alma libre
    Que aún sigo recordando en mil maneras,
    Aferrado a la suave brisa que recorre mis noches.
    La soledad no es suficiente para olvidarte.

    La luna me acobija bajo su tenue oscuridad.
    Grises y grises al despertar
    Blanco el resplandor
    Blanco, como los sueños por las mañanas.

    Sigo caminando por estos matices de colores,
    Que no toma forma,
    Abstracto de tu recuerdo
    Y reflejo de mi presente.

    Sin tener sentido de final
    Y es que el tiempo ha detenido esta obra.

    Como una ilusión,
    Una imagen que no avanza
    Como mi andar.

    Sueños,
    Sueños grises,
    Sueños de carmín,
    Sueños como la rosa roja que jamás te di.

    Letras que siguen fluyendo como mil versos desesperados.

    Y a quien le grito tu nombre.
    Si nadie conoce el más bello color de tu mirada.

    Los gritos y las risas.
    La armonía y aquella sensación.
    Como la plasmo si ya no estas más aquí.

    Un lienzo blanco
    De mil colores
    Que jamás se pintara...
    Porque todos los colores siempre los tuviste destinados.

    Noches frías,
    Lluvias melancolicas
    Y grises dias al despertar
    De los sueños que jamás pasarán...


    Gracias por tomar un poco de tu tiempo, en leerme. Que tengas un bonito dia, cada dia.

    Saludos, desde México. ^^

    ResponderEliminar
  2. Pedro, me encanta que me dejes estos escritos tuyos, se siente toda la pasión, también le tomé cariño a tus comentarios, sinceramente me encantó, me fascinó, es tan simple y tan complejo a la vez, siempre vas a ser bienvenido, desde Argentina. :)

    ResponderEliminar