jueves, 20 de octubre de 2016

Jueves.

 Te voy a contar una breve historia de un jueves que algunos creyeron que iba a ser normal:
 Ella. una chica normal, toma el tren un jueves once de marzo, pero no cualquier tren, llevaba su ropa más bonita e iba escribiendo en su diario sobre aquel chico que siempre veía subir y nunca se animaba a hablarle, hasta que aquel jueves pensó "¿Por qué no?" y con todos sus nervios le habló, le confesó su amor.
 Él se sorprendió, no la conocía y ya la echaba de menos, en 15 segundos florecía todo su amor, estaban destinados, estaba escrito, se agarran las manos y por un momento todo se oscurece, ella le da un beso y nunca terminó de escribir sobre aquel jueves, porque no le alcanzó la vida, lo último que vieron fueron sus labios besándose.
 Que injusticia que la vida sea así, que no nos alcance el tiempo para gritarnos nuestro amor, tuve la suerte de poder decirlo, gritarlo, llorarlo, sentirlo, escribirlo y vivirlo.
 Aunque no estés acá, me siento valiente por haber amado. Esto fue real.

No hay comentarios:

Publicar un comentario