jueves, 20 de octubre de 2016

Jueves.

 Te voy a contar una breve historia de un jueves que algunos creyeron que iba a ser normal:
 Ella. una chica normal, toma el tren un jueves once de marzo, pero no cualquier tren, llevaba su ropa más bonita e iba escribiendo en su diario sobre aquel chico que siempre veía subir y nunca se animaba a hablarle, hasta que aquel jueves pensó "¿Por qué no?" y con todos sus nervios le habló, le confesó su amor.
 Él se sorprendió, no la conocía y ya la echaba de menos, en 15 segundos florecía todo su amor, estaban destinados, estaba escrito, se agarran las manos y por un momento todo se oscurece, ella le da un beso y nunca terminó de escribir sobre aquel jueves, porque no le alcanzó la vida, lo último que vieron fueron sus labios besándose.
 Que injusticia que la vida sea así, que no nos alcance el tiempo para gritarnos nuestro amor, tuve la suerte de poder decirlo, gritarlo, llorarlo, sentirlo, escribirlo y vivirlo.
 Aunque no estés acá, me siento valiente por haber amado. Esto fue real.

domingo, 16 de octubre de 2016

Estábamos esperando.

 Estábamos esperando el colectivo juntos, compartiendo la vida de la mano, estábamos esperando que la vida nos llevara lejos, y lo hizo, la vida nos llevó lejos uno del otro.
Hay que ser cuidadosos con lo que deseamos, se puede cumplir.

viernes, 7 de octubre de 2016

Por favor.

 Por favor no cedas, no te rindas, por favor no abandones el camino, no lo dejes, aunque sea lenta la marcha, seguí caminando, todos estamos destinados a cambiar el mundo, te voy a hacer una pregunta y espero que la pienses como si realmente fuera así.
¿Cómo sería la vida de las personas que conocés sin tu presencia?

Pensá en tu familia, en la pareja de amigos que presentaste, en las noches de cervezas y risas, en las palabras que escribiste, en la huella que dejaste, ¿hubiera valido la pena no hacerlo?
... Algún día cuando llegues a la meta espero la respuesta, por favor no cedas.

martes, 4 de octubre de 2016

Solo son, simplemente...

 Iba caminando por esa esquina del mural, cruzo la calle y me encuentro con que me estás esperando del otro lado, trato de esquivarte, me besás por última vez sin que me de cuenta y despierto.

Lo curioso de todo es que no recuerdo el último beso que te di, tal vez no lo recuerde porque no sucedió, todavía no sucedió.

sábado, 1 de octubre de 2016

Voy a decirte(me) algo.

 Voy a decirte algo, quiero pedirte perdón de la única manera en la que puedo hacerlo y creer que vas a poder sentirlo, perdón por no haber sonreído con vos más veces de las que lo hicimos, perdón por no haber pasado más tiempo con vos, perdón por haberte dejado de lado cuando lo necesitabas, perdón por haber creído que ibas a ser eterno y si, sos eterno, pero nuestro momento no lo fue, no lo fuiste, perdón por no haberte aprovechado, por no haberte vivido, pero no importa como sucedan las cosas de ahora en adelante, antes de dar cada paso pienso en si eso te enorgullecería.
 Aparecés en mis sueños y me vas diciendo cosas que antes no me habías dicho, ojalá tuvieras retorno, pero esto no lo tiene, te pido perdón por todo lo que hice mal, pero es cierto que me abandonaste, que nos abandonaste, te pido perdón por sentir rencor pero sé que estás ahí, lo estás y tengo que dejarte en paz, tengo que dejarte ir.