domingo, 24 de julio de 2016

Hasta luego.

 Odio tener que irme, odio tener que alejarme de vos, extrañame que te voy a estar extrañando.

sábado, 23 de julio de 2016

Preguntas a responder a la no brevedad I.

 Todos tenemos un listado de preguntas inconsciente, hoy lo hago realidad.
-¿Dónde quedaba ese kiosco al que fui ebria a comprar cerveza por 20 pesos?
-Esa noche para ir al cine, ¿nos tomamos el 112 o el 135?
-¿Quién me habrá regalado Rayuela de Cortázar anónimamente aquel día de mi cumpleaños?
-¿Por qué él se murió y nosotros seguimos acá?
-¿Por qué del ojo izquierdo veo menos que del derecho?
-¿Qué es exactamente lo que nos pasamos buscando toda la vida?
-Si todavía no cerraste la herida, ¿por qué buscás algo que te hiera nuevamente?
-¿Cómo llegué a amarte tanto?

martes, 19 de julio de 2016

Me preguntaste.

 En una de nuestras tantas charlas, me preguntaste si vuelvo a cruzarme con él, ¿qué pasaría?
 No debi decirte que soy insistente con las cosas en las que creo y si el destino no nos hubiera separado, seguiríamos juntos por mi parte, empiezo a creer que eso nunca sucedió y eso no sucederá, pero... Si sucediera, ¿qué pasaría?
 Es algo que no debería poner en duda, el destino es grande y esta ciudad es tan chica.
 Tal vez si debí decirte que soy insistente con las cosas en las que creo, creo en vos, en mi y en nosotros, perdón por no habértelo dicho antes.

domingo, 3 de julio de 2016

Una vida. (Parte IV y parte final)

 Esta vez si escribo desde mi punto de vista... 
 Todas las partes rotas que quedaron de las partes anteriores se unieron aquella mañana que te vi, estaba cansada de quebrarme y tratarme de reparar sin éxito, me dijiste que tenía la mirada triste, yo no supe como explicar que nunca en toda mi vida había amado a alguien tanto como te amo a vos, ayer te lastimé y casi me pongo a llorar a tu lado, nunca había sentido estas ganas de cuidar tanto a alguien, quiero protegerte de todo lo que te haga mal, de mi, del mundo, quiero tener la vida entera para defenderte de todo y todos, quiero volver a nacer y no vivir todas esas partes pasadas con nadie, estar solo con vos, elegirte y volverte a elegir por sobre todas las cosas, mirar tus ojos y saber que existe alguien que me ama, que me ve, que me siente, que me puede tratar de entender, que escucha mi voz, al final de todo, tuve que pasar todo aquello para estar hoy diciendo que te amo. Ya no me interesa ganar las discusiones, no me interesa ser indiferente y no pierdo el tiempo siendo orgullosa, no pierdo el tiempo porque cada segundo que paso sin vos es como un recordatorio de que pueden ser más y más, ya no llores más, ya no estés más triste, quiero ser todo para vos y para siempre.
 Tenemos la vida entera por vivir, ¿querés vivirla conmigo?