miércoles, 27 de abril de 2016

Aprendí que...

 Aprendí que sí hay personas por las que vale la pena perder un 29, o dejarlo pasar.
 Aprendí en este pequeño tiempo que quererte es la clave, debo quererme tanto como te quiero a vos, debo amarme tanto como te amo a vos, es un deber aprender a convivir conmigo y con mi mal genio para resolver los problemas, para aprender a convivir con vos, aprender que siempre hay que ejercer la tolerancia como una regla fundamental, dejarme fluir, dejarnos fluir.
 Aprendí que el amor verdadero si existe, aquel que da, que entrega todo por tener la necesidad de entregar sin esperar, el amor apoya, sostiene, contiene, (hasta a veces retiene) espera, es paciente.
 Aprendí que para amar no hay que tener miedo, hay que saber soltar, olvidar todo lo que hasta ahora traía y aprender que siempre se puede volver a empezar, es volver a aprender cosas nuevas, mirar el mundo con otros ojos...

3 comentarios:

  1. Es un placer leerte, después de tanto tiempo. Tus letras desbordan el sentimiento justo.

    Sino es uno mismo, entonces quien?
    Esperando que te encuentres bien, un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Pedro, ya te extrañaba, muchas gracias, espero que andes bien también. :)

    ResponderEliminar
  3. El tiempo me ha pasado de largo sin previo aviso, había olvidado este pedacito de cielo aquí escondido. Tengo que leer mucho para ponerme al dia C:

    ResponderEliminar