miércoles, 27 de abril de 2016

Aprendí que...

 Aprendí que sí hay personas por las que vale la pena perder un 29, o dejarlo pasar.
 Aprendí en este pequeño tiempo que quererte es la clave, debo quererme tanto como te quiero a vos, debo amarme tanto como te amo a vos, es un deber aprender a convivir conmigo y con mi mal genio para resolver los problemas, para aprender a convivir con vos, aprender que siempre hay que ejercer la tolerancia como una regla fundamental, dejarme fluir, dejarnos fluir.
 Aprendí que el amor verdadero si existe, aquel que da, que entrega todo por tener la necesidad de entregar sin esperar, el amor apoya, sostiene, contiene, (hasta a veces retiene) espera, es paciente.
 Aprendí que para amar no hay que tener miedo, hay que saber soltar, olvidar todo lo que hasta ahora traía y aprender que siempre se puede volver a empezar, es volver a aprender cosas nuevas, mirar el mundo con otros ojos...

jueves, 21 de abril de 2016

Años luz.

 Hace un par de años luz atrás, amanecía en tu cama con una resaca que me sacudía el mundo, (aunque solo se sintiera en mi cabeza) brindamos por mi, por vos, nos miramos y nos sonreímos, sabíamos que este era un error que había que cometer...