martes, 23 de febrero de 2016

No te vayas.

 Estabas acostado y te miré, te dije que si algún día te vas, voy a estar esperando a que vuelvas, no me movería de donde estoy, quiero que sepas que siempre vas a poder volver porque sos el único que supo completar todas mis partes rotas, el único que supo juntar todo eso que estaba roto y separado, me devolviste todo lo que creía perdido y  me enseñaste cosas que nunca pensé que iba a conocer.
 Mientras te decía esto, sentía una nostalgia futura por el día en que te fueras, porque sé que va a suceder, te vas a ir lejos, pero cuando leas esto, quiero que sepas que voy a estar esperándote día y noche, nunca te vayas, te lo ruego...

No hay comentarios:

Publicar un comentario