miércoles, 27 de enero de 2016

Me llegó un mail extraño e inusual de un aporte, lo dejo por acá para aquella persona que quiera leerlo:

Si dicen por ahí que:
“…A este ruido tan huérfano de padre
no voy a permitirle que taladre
un corazón podrido de latir…”
Que no se vayan éstas ganas locas de abrazarte y
así dejar de pensar en ti.
De soñar que nunca te fuiste,
Y que yo siempre estuve aquí.
Y dicen por ahí que:
“…tus besos eran mi faro
la única luz que guiaba mi rumbo
en la oscuridad del mar
y la tormenta,
no existe nada igual…”
Que no exista el “nunca más”
Que se agrande el “quizás”
Y que la luz de cada luna, traiga,
al menos tu sombra
a ocupar el vacío junto a mi…
Si me llamas en tu cabeza, allí estaré.
Si me late tu corazón, jamás me iré…
Sabe Dios, vaga entidad que camina por el cielo,
Lo real de éste deseo…
Lo inusual de ésta verdad…

-  Juan Cruz.

No hay comentarios:

Publicar un comentario