domingo, 10 de enero de 2016

Día "ya perdí la cuenta" que no te veo.

 Fichaba y pensaba en que si nadie me hubiera dicho que era muy cómodo seguir con mi vida de antes, no la hubiera cambiado totalmente, diste el paso que nadie se animó a dar, es que crecer siempre es inminente, pero siempre se necesita una voz que nos ayude, y aunque no lo leas y lo sé, respiré, miré, pensé y sentí que me acompañás en todo lo que hago.
 Hoy tal vez te necesite mucho más de lo que te necesité en estos siete meses, espero tenerte ahí al final del día sonriendo para curar todas mis heridas.
 Vuelvo a decir: ¿todavía preguntás por qué te amo?

No hay comentarios:

Publicar un comentario