domingo, 22 de noviembre de 2015

Te quiero y no.

 Me enamoré de vos centímetro a centímetro de cada parte de tu ser, me enredé hasta el rincón más guardado de mi, te entregué mis sueños, no quiero dormir si no es con vos, ojalá hubiera algo que pudiera borrar tus besos, pero no hay nada que tenga tanta fuerza para hacerlo. Ya no me interesa si me destruís, más de lo que ya lo hiciste, no vas a poder hacerlo, entendí que lo único que quiero de vos es ese momento en donde me hacés sentir viva, como si tuviera más de diez vidas juntas, como me sacás de la rutina y me hacés dejar mi inocencia y después me dejás ser quien soy en silencio.
 Hoy, cuando tiraba todo lo que sobra en mi y lloraba, sequé mis lágrimas y entendí que todo sigue, me volví a enamorar (que no es poca cosa) cuando pensé que el destino ya no me quería más.
 Ojalá encuentres alguien que sepa quererte tan desinteresadamente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario