martes, 3 de noviembre de 2015

Puentes.

 Entre lo peor de vos y lo mejor de mi se eleva un puente, es que no hay que ser muy observador para ver todos los puentes que creamos entre nosotros, podrá negarlo mil veces y para cada una de esas veces, habrá algo que le demuestre lo contrario y preferirá el silencio, son tantos los ríos que nos dividen y tantos los puentes que nos vuelven a unir, después de todo siempre vuelvo a vos por diferentes caminos, tu sonrisa esperando al final de cada beso debería bastar como explicación universal y puente a la perfección, tus brazos abrazándome deberían ser las mejores rutas para transitar, no dudes nunca que si te tengo, el sol no puede hacer más que brillar por encima de nosotros, que ironia saber que hay una persona que me da cien motivos para sonreír y quinientos para amargar y aprender a superarme.
 Después de todo la noche es larga y llegar a casa se hace complicado a veces, pero si nos perdemos, siempre vamos a tener esto...

No hay comentarios:

Publicar un comentario