viernes, 20 de noviembre de 2015

El doctor II.

 Siempre tenés que irte temprano para salvar al mundo, sos un conjunto de desfachatéz, con tu barba de tres días y tu sonrisa que ilumina todo mi ser, con tu humor tan negro como la noche y tus ojos cielo que me quitan el sueño, la noche se hace eternamente corta y el limbo del tiempo parece atraparnos.
 Que no me enamore, que no te extrañe, sos el que me hace volver, vos querés y tenés que salvar a todo el mundo, a todo el mundo menos a mi...



    No hay comentarios:

    Publicar un comentario