viernes, 30 de octubre de 2015

Incoherencias nuestras.

 - ¿Te hablo mucho dormida?
- No, ¿tenés miedo de decir alguna verdad? Tus sentimientos te delatan, tus besos te delatan.
 Pero si hay algo mucho más fuerte que eso es el olvido, el abandonarte para no verte más, ya es la segunda vez que te lo digo y esto no tiene ningún futuro, a la larga esto va a terminar por consumirme, a tal punto que lo que escribo es muy inpersonal y privado, perdí todos mis ejes y lo único que sabés hacerme es mal, es hora de alejarse y fue bueno mientras duró, lo juro por todo el cielo que nos cubre, el infierno es tu lugar embriagador, pero no el mío.

No hay comentarios:

Publicar un comentario