viernes, 30 de octubre de 2015

Incoherencias nuestras.

 - ¿Te hablo mucho dormida?
- No, ¿tenés miedo de decir alguna verdad? Tus sentimientos te delatan, tus besos te delatan.
 Pero si hay algo mucho más fuerte que eso es el olvido, el abandonarte para no verte más, ya es la segunda vez que te lo digo y esto no tiene ningún futuro, a la larga esto va a terminar por consumirme, a tal punto que lo que escribo es muy inpersonal y privado, perdí todos mis ejes y lo único que sabés hacerme es mal, es hora de alejarse y fue bueno mientras duró, lo juro por todo el cielo que nos cubre, el infierno es tu lugar embriagador, pero no el mío.

jueves, 22 de octubre de 2015

Incoherencias mías.

 Me invito a mi misma a olvidarte, pero cada vez que lo hago, me encuentro extrañándote más. Es que para empezar a olvidar, hay que dejar de recordar y esa es la parte que me cuesta, te veo por todas partes, hasta en donde no estás, te veo soñando y despertando en otra cama muy lejos de acá. Mi orgullo me puede hacer odiarte a veces, mi consciencia también, pero siempre hay algo más fuerte que mi propio ser que me hace reincidir una y otra vez.
 Esta vez no, basta.

miércoles, 21 de octubre de 2015

En proceso...

 Te espero donde termina el día y empieza la noche.
 Aguardo ahí donde se cierran tus ojos y empiezan tus sueños, es que ahí creo que estamos, aunque parecen ser mis sueños.

viernes, 16 de octubre de 2015

Incoherencias suyas IV.

 Nuevamente vuelvo sobre mis pasos para contradecirme, se me volvió costumbre.
 Podría escribir mil horas seguidas sobre nuestras charlas, pero esta vez quiero ser un tanto especial.
 Cuando dormimos juntos, cosa que no me gusta hacer, (me encanta) es cuando por un momento compartimos la misma almohada, los mismos sueños, extrañamente cuando duermo con vos, sueño con vos y no sé si habrá sido un sueño, no sé si fue un susurro o una huella mental, no sé si lo habrás escuchado o sentido, pero fue casi como un grito en alguna realidad.
 Es que cuando dormimos juntos, dejo allí todo lo que sueño en mi cama, dejo mis sueños para que en algún momento también puedas soñarlos, ¿y en dónde está su incoherencia en ésto? En que me abraza como si no me quisiera soltar...

miércoles, 14 de octubre de 2015

Sincronía y diacronía.

 Cada historia tiene su tiempo y dentro de cada historia, cada persona tiene su tiempo, nosotros nos vemos, nos reimos, me hacés reír y REÍR, extrañarte aún teniéndote, me hacés admirarte y todo ocurre en sincronía, seguimos moviéndonos y continuamos con nuestras vidas. Pero si tuviera que elegir entre nuestra sincronía, me quedaría en la diacronía donde te miro a los ojos y admiro tu sonrisa tan pura como el viento.
"Y si es que el tiempo existe, yo quiero compartirlo, si todo es una foto yo quiero estar al lado tuyo."

martes, 13 de octubre de 2015

Incoherencias suyas III.

 Como me molesta terriblemente que no le interese nada y me trate como si fuera una nena, que me trate como si fuera superior, eso es incoherente, estas sí son sus incoherencias, que no le importe nada de lo que pase alrededor, que no me escuche cuando le exijo un poco de seriedad y que esté tan tocado de la cabeza, que no le interesen los sentimientos y pensamientos ajenos, que sea tan egoísta como para no considerar nada, no sé realmente que le hago dándole vueltas a un asunto así, que siga su camino con sus incoherencias que al principio me encantaban, pero no puedo más, me cansé y digo basta.

lunes, 12 de octubre de 2015

Lo realmente malo.

 Enamorarse no es malo, es realmente bonito, es sentir que volás por unos instantes, que todo está a tu alcance, que todo es posible y no existen límites, entonces, ¿por qué algo tan bonito es realmente malo?
 Lo malo no es enamorarse, lo realmente malo es no poder decirlo.

martes, 6 de octubre de 2015

Amar, ¿por qué no?

 Cuando amás no hay nada más que libertad entre los brazos de alguien más, por más que sean unos segundos o para siempre, no existe más que el infinito en un nunca jamás, amar a alguien más es verse diferente, mejor, querer ser una persona mejor, desde el momento en el que se empieza a amar se empieza a ser alguien mejor, el mundo últimamente nos obliga a ocultar nuestro amor, yo te lo grito con la mirada, te lo expreso con mis besos y caricias, no me gusta querer, eso es egoísta, te amo tanto que te dejo caminar libre por el mundo porque admiro tus alas cuando volás pero más cuando volvés, en algún momento volverás.

jueves, 1 de octubre de 2015

Secreto suspicaces.

 Lo que ellos no saben es que tengo muchas más risas que aquellas que están plasmadas en tus fotos, risas diferentes, tengo muchas más palabras que aquellas que les decís al resto, tenemos muchos más secretos que no se pueden ni imaginar, recibo muchas más miradas que solo esas que me das cuando me saludás, realmente ni sospechan que todo esto sucede cuando el mundo duerme, el nuestro sigue girando, ni vos lo podrías percibir.