sábado, 26 de septiembre de 2015

Lo intenté.

 Cuando era más joven, creía que fracasar estaba mal, que no debería fracasar en la vida si deseo que me vaya bien, que perder era algo realmente malo y que no te llevaba a ningún lado, hoy que crecí mucho más de lo que esperaba, me doy el lujo de tirar y errar, de probar, perder y volver a intentar, fracasar no es malo, no tiene sabor amargo, por cada fracaso, te acercás más al éxito, las metas tienen caminos muy difíciles y si bajás los brazos antes de tiempo, algo no funciona bien, si cada pérdida va a ser envenenadora y te vas a culpar como si todo terminara ahí, algo estás haciendo mal, fracasar es caer, reírse, tomar impulso y volver a empezar, la vida está llena de colores y alegría, los fracasos son parte también de eso.
 Lo intenté, lo intento y lo voy a seguir intentando, nada va a hacer que deje de seguir hacia adelante.

No hay comentarios:

Publicar un comentario