viernes, 11 de septiembre de 2015

Incoherencias suyas.

 Perdámosnos en nuestra piel aunque sea un momento, llename de besos hasta hacer desaparecer tu ausencia, acariciame hasta perder la razón, pretendamos por un segundo que en el mundo quedamos solamente vos y yo, quereme, adorame, amame hasta el último rincón, haceme dejar la cordura de lado y silenciá mis pensamientos como solo vos sabés hacerlo.
 ¿Cómo puede ser que mirando a través de nuestros cristales seamos tan diferentes?
 Trato de seguirte los pasos casi injustamente, vos vas corriendo y yo camino lento.
"Por más que nos peleemos y no nos saludemos, cuando vos me mirás y yo te miro, cuando nos miramos, hay química y no te vas a poder escapar de eso."
 De todas tus incoherencias, aquella fue la más coherente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario