martes, 22 de septiembre de 2015

¿Cuántas clases de besos existen?

 Una profesora, (¿o fue un profesor?) nos contó una historia de que en la antigüedad, los besos servían para saborear a las personas, las mujeres besaban a los hombres para saber si habían bebido, hoy lo hacemos por placer, ¿pero cuántas clases de besos existen?
 Está el beso frances, elegante, el beso de reencuentro, como ese que me das cuando pasamos mucho tiempo sin vernos, el beso apasionado, ese va entrelazado a muchos besos más, el beso que interrumpe, tal vez ese beso es más para encontrar el silencio, el beso en la frente, cuando me mirás como si fuera una criatura inocente y me besás la frente para darme ese cariño con el que analizás, el beso odioso cuando apretás mis cachetes para hacerme un pico de pez, el beso "me gustás", viene con un par de prendas menos y un me gustás demás, el camino de los besos, cuando empezás por mi boca y caminás por el resto mi cuerpo, pero hay un beso que oculta muchas más intenciones que nosotros dos juntos, implica mucho más que ser un simple beso, ambos lo sabemos pero el silencio siempre es un buen aliado, este beso es como un blues, lento, despacio, armonioso, con tonos cálidos, como una noche de verano, con un sabor dulce, si pudiera explicar con palabras la energía y la intención de dicho acto, lo haría.
 Pero de algo estoy segura, existen TUS besos y los de los demás.

No hay comentarios:

Publicar un comentario