lunes, 3 de agosto de 2015

La noche de hoy.

 Tal vez era verdad, que me ibas a llenar de besos, me diste cinco, (o seis) besos en frente del mundo y debe ser tu coraje, o mi pudor de que nos mostremos al mundo. Pero después de hoy, no puedo seguir no, no puedo, no nos pertenecemos, bueno, no me pertenecés a mi, te abracé como si no hubiera nadie más a nuestro alrededor, creo que debo eso al alcohol, si sobria no te puedo ni hablar, pero no congeniamos, no, y no sé como explicarme eso, si la primera vez que te vi...
 En la noche de hoy...

No hay comentarios:

Publicar un comentario