miércoles, 29 de julio de 2015

Me rindo y bajo los brazos.

 Acepto, me rindo y bajo los brazos, porque no puedo seguir luchando contra ésto que me aprisiona, sos lo primero en lo que pienso al despertarme y el último pensamiento antes de dormirme, sos lo único con lo que sueño y la única persona que recorre mi mente cuando surge el amor en cualquier parte.
 Digo esto porque es evidente que no me querés de esa manera, y me encantaría enamorarte siendo yo, pero yo no soy para vos, no, no podría ser para vos de ninguna manera.
 Necesitaba decírselo a alguien más que no fuera mi consciencia, acepto, me rindo y bajo los brazos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario