domingo, 24 de mayo de 2015

¿Qué quieres de mi?

 Dejé de lado todos mis prejuicios, sólo por quedarme un rato más al lado de tu sonrisa, dejé de preocuparme por el tiempo, sólo por quedarme un segundo más entre tus brazos, callé esas voces que me decían que se acercaba el desastre, sólo para seguir escuchándote hablar aunque sea una última palabra, no sé que querías de mi, no se porque me endulzaste la vida con el peor de los venenos, ¿por qué me enseñaste a superar? Si siempre fue a tu manera, todo fue a tu manera y cuando realmente quise tener una carta del mazo, me di cuenta de que no estaba entre tus jugadas. Sentí que te conocía, creí conocerte, al menos así se sentía, pero no todos nuestros instintos son ciertos, tal vez si me hubiera alejado después del primer beso, podría haberme salvado de la catástrofe de haberte dejado ir tan tarde.
 Cada día volvés a mi como si fueras un boomerang que vuelve a su dueño, que vuelve del lugar de donde partió, pero de ninguna manera lo soy y nunca lo fui, ¿qué quieres de mi? ¿qué esperas de mí? Si me tomó tanto tiempo convencerme de que tenía que volver a empezar sola porque nunca hubo un nosotros, y ahora no sé que creer.

No hay comentarios:

Publicar un comentario