martes, 26 de mayo de 2015

Desborde de sentimientos al azar.

 Voy escalando peldaños de lo que fui, porque no puedo dejar de escribirte, porque no puedo dejarte ir, hay algo en mi que dice que ya fue suficiente pero tal vez quiera dejarte en mi por siempre, porque me prometiste que por siempre ibas a estar conmigo y así es, de alguna manera u otra así es, hay cosas que por más frío que haga, queman como si fueran un día de verano, mientras camino estas calles nuevas, siento como me rozás en el pasado y los recuerdos ya no tienen sabores, ya no tienen olores, ya no tienen sentido porque sigo enloqueciéndome con el pasado como si eso fuera a reparar mi presente. Como si fueras a repararme, si no estás, si ya no existís más y nunca exististe, nunca existimos y si nunca lo hicimos, todos los recuerdos son una mentira que me sigo inventando hasta el día de hoy para poder seguir, necesito saber que exististe conmigo para poder seguir, sigo sonriendo pero por dentro la desesperación quiere salir en formas de lágrimas y gritos ahogados que se van cuando la rutina vuelve a golpear para decirme, "tenés que seguir, que nadie se de cuenta de que la nostalgia te persigue".
 Una y otra vez sigo dando vueltas por la cama, no me puede estar pasando, voy perdiendo la cordura
¿Fuiste real? Seguramente no lo fuiste, porque hoy no lo sos, 
¿Y si fuiste una mentira? Seguramente lo fuiste, porque hoy lo sos.
¿Y si en realidad nunca fuiste? Seguramente no encuentre respuesta,
 Me agarro la cabeza, como si el mundo me pesara, como si la vida misma me pesara, como si las preguntas dentro de mi pesaran más que la gravedad, como si me fuera a caer de esta fragilidad, en algún lugar existimos, en algún lugar nos encontramos y nos perdimos, 
¿o nos perdimos y nos encontramos? 
 Hasta el día de hoy no pude encontrarme en nadie más y tal vez sea eso, eso lo que me quisiste enseñar en todos estos años, que solo puedo estar con vos o conmigo, que no hay espacio en mi para otra persona, si tu sonrisa no está con la mía, no podría estar con nadie más.
Me perdí, me encontré, 
me perdí y me encontré como nunca lo podría haber hecho.

No hay comentarios:

Publicar un comentario