viernes, 29 de mayo de 2015

Miedos, varios.

 Era de noche y estaba mirando el cielo acostada en el suelo, cuando me di cuenta de que realmente desde que tengo memoria tengo miedo, todos tenemos miedos.
 Cada persona le teme a algo diferente, antes le temía a la oscuridad, ahora no lo hago, ahora me sumerjo en ella como si fuera parte de mi ser, entendí que mi miedo se esconde en no poder coincidir de nuevo, mi miedo es no volver a sentirme así de feliz, no volver a ser feliz. Hace años entendí que hay cosas que no se olvidan, hay cosas que se superan pero no se dejan de sentir, hay cosas que por más que las hagas a un lado, un día vuelven, vuelven de la forma más inesperada, ¿por qué se me ocurrió volver al pasado? Si en el presente nos separan años, kilómetros y tantas cosas más.
 Si hubiera acudido a tu llamado, podría haberlo perdido todo, pero no lo hice porque con tan solo los pocos años que tenía (y que tengo) entendí que no se puede vivir en el pasado, hoy tenés una familia y yo sólo me tengo a mi.
 ¿Por qué les cuento ésto? 
Porque solamente una persona sabe esta historia, 
esa persona es a la que más le temo...

martes, 26 de mayo de 2015

Desborde de sentimientos al azar.

 Voy escalando peldaños de lo que fui, porque no puedo dejar de escribirte, porque no puedo dejarte ir, hay algo en mi que dice que ya fue suficiente pero tal vez quiera dejarte en mi por siempre, porque me prometiste que por siempre ibas a estar conmigo y así es, de alguna manera u otra así es, hay cosas que por más frío que haga, queman como si fueran un día de verano, mientras camino estas calles nuevas, siento como me rozás en el pasado y los recuerdos ya no tienen sabores, ya no tienen olores, ya no tienen sentido porque sigo enloqueciéndome con el pasado como si eso fuera a reparar mi presente. Como si fueras a repararme, si no estás, si ya no existís más y nunca exististe, nunca existimos y si nunca lo hicimos, todos los recuerdos son una mentira que me sigo inventando hasta el día de hoy para poder seguir, necesito saber que exististe conmigo para poder seguir, sigo sonriendo pero por dentro la desesperación quiere salir en formas de lágrimas y gritos ahogados que se van cuando la rutina vuelve a golpear para decirme, "tenés que seguir, que nadie se de cuenta de que la nostalgia te persigue".
 Una y otra vez sigo dando vueltas por la cama, no me puede estar pasando, voy perdiendo la cordura
¿Fuiste real? Seguramente no lo fuiste, porque hoy no lo sos, 
¿Y si fuiste una mentira? Seguramente lo fuiste, porque hoy lo sos.
¿Y si en realidad nunca fuiste? Seguramente no encuentre respuesta,
 Me agarro la cabeza, como si el mundo me pesara, como si la vida misma me pesara, como si las preguntas dentro de mi pesaran más que la gravedad, como si me fuera a caer de esta fragilidad, en algún lugar existimos, en algún lugar nos encontramos y nos perdimos, 
¿o nos perdimos y nos encontramos? 
 Hasta el día de hoy no pude encontrarme en nadie más y tal vez sea eso, eso lo que me quisiste enseñar en todos estos años, que solo puedo estar con vos o conmigo, que no hay espacio en mi para otra persona, si tu sonrisa no está con la mía, no podría estar con nadie más.
Me perdí, me encontré, 
me perdí y me encontré como nunca lo podría haber hecho.

lunes, 25 de mayo de 2015

Tan lejos.

 Todos nos vemos buscando bien o mal, una salida en el cielo y estando tan lejos entendí que buscando encontré otras cosas más importantes que seguir buscando, miramos hacia adelante sin ver a los costados, sin oír los gritos sordos que nos dicen que nos detengamos un segundo, aunque no lo creas, con sólo escuchar podés sanar a una persona, con sólo una caricia podés sanar a un animal, con tan poco se puede hacer tanto y hoy a pesar de las llamas de aquellos que nos dicen lo contrario, todavía creo que lo pequeño es grande cuando se pone en las manos correctas, cuando se hace en el momento indicado, no podría dejar de luchar por todas las causas nobles.
 Me encontré estando tan lejos y tan cerca.

domingo, 24 de mayo de 2015

¿Qué quieres de mi?

 Dejé de lado todos mis prejuicios, sólo por quedarme un rato más al lado de tu sonrisa, dejé de preocuparme por el tiempo, sólo por quedarme un segundo más entre tus brazos, callé esas voces que me decían que se acercaba el desastre, sólo para seguir escuchándote hablar aunque sea una última palabra, no sé que querías de mi, no se porque me endulzaste la vida con el peor de los venenos, ¿por qué me enseñaste a superar? Si siempre fue a tu manera, todo fue a tu manera y cuando realmente quise tener una carta del mazo, me di cuenta de que no estaba entre tus jugadas. Sentí que te conocía, creí conocerte, al menos así se sentía, pero no todos nuestros instintos son ciertos, tal vez si me hubiera alejado después del primer beso, podría haberme salvado de la catástrofe de haberte dejado ir tan tarde.
 Cada día volvés a mi como si fueras un boomerang que vuelve a su dueño, que vuelve del lugar de donde partió, pero de ninguna manera lo soy y nunca lo fui, ¿qué quieres de mi? ¿qué esperas de mí? Si me tomó tanto tiempo convencerme de que tenía que volver a empezar sola porque nunca hubo un nosotros, y ahora no sé que creer.

sábado, 23 de mayo de 2015

Disparo al corazón, disparo de confesiones.

 Después de que me rompiste en miles de pedazos hasta quedarme en el suelo sin fuerzas para seguir, después de vos crucé los dedos esperando a que suceda algo que me salvara de soltarme de la soga que me sostenía.
 Un día muy decidida tomé un colectivo con destino a tu casa y no pude llegar a la puerta así que tuve que bajarme cobardemente a mitad del camino, ¿qué haría en tu puerta además de mirarla? Si sólo recuerdo haber sido inmensamente feliz con vos como nunca lo fui, hubieran sido miles de cuchillos en el alma verte feliz, aunque hubieran sido miles de vendas en el alma verte feliz.
 Realmente nunca le había dado la vida entera a nadie, conocerte fue un disparo al corazón y reordenaste a toda ésta persona rota, por un momento pude sentir y supe que te amaba al mirarte a los ojos y ver que mi futuro se reflejaban en ellos, debajo de las sábanas, un sábado inmenso, que creí que ese "nosotros" iba a ser para siempre, si cada una de tus miradas fueron balas que me dejaron casi muerta.
 No voy a mentirte, todos nuestros errores hicieron que nos dejáramos ir, ya no nos queríamos como antes, ya no nos amábamos como antes, tal vez nunca lo hicimos y la felicidad que sentía era la de encontrar a alguien que me mirara así, aunque hay algo que nunca podrías entender de mí, ese algo que nunca viste porque estabas tan ocupado siendo tan tercamente vos. yo nunca fui vos, yo nunca pude ser vos y nunca podré serlo porque mis sentimientos siempre fueron mucho más fuertes que mi propia voluntad y sólo fingía para poder estar a la altura de las mentiras, después de vos, sí, después de vos pude sentir que lentamente ese terquedad se apoderaba de mi para finalmente hoy, dejar de ser yo y desde ese día pasé a ser alguien más, me perdí, porque si conocerte fue un disparo al corazón, imaginate lo que habrá sido dejarte...

viernes, 15 de mayo de 2015

Oportunidades (ya perdí la cuenta)

 Las oportunidades son aquellas que nosotros mismos nos damos, porque entendemos que para los problemas hay más de una solución y podemos verlo todos los días.
 Cuando somos pequeños, nos llenan de sueños, nos dicen tal cual lo que debemos ser y al ir creciendo vamos formulando nuestros sueños y deseos a la medida de nuestras expectativas, porque ningún sueño por más tonto que parezca, debe ser desmerecido. Va pasando el tiempo y la vida nos demuestra que tal vez esos sueños no son del todo alcanzables y nos quedan los deseos, pero nunca renunciamos a esos sueños, algo en el interior nos dice que tenemos que seguir luchando, ya sea el objeto de nuestros sueños un lugar, un amor, un propio objeto o algo mucho más personal.
 Esta OPORTUNIDAD que me doy ahora, es un sueño y un deseo, puede que como le tememos a la muerte, necesitamos vencer a la adversidad corriendo atrás de lo que nos consume y nos quema, nos desespera, me desespera la idea de tener diecinueve años y andar por ahí pensando que la muerte nos acecha en cada esquina, es solamente una vida la que tenemos para realizar todo aquello que nos desvela y una carrera es un sueño, un deseo, créanme que en donde estoy, es mucho más que eso...

jueves, 7 de mayo de 2015

Quédate.

 Cada vez que aparecés es como un alivio para mi, es volver a vivir en vida y morir cuando te vas.
 Te suelo ver esperándome en los lugares donde teníamos que encontrarnos pero cuando miro de reojo, te vas y me dejás en esta vida tan sola.
 No sé si podré aguantar toda esta vida sin tu sonrisa que me eleva al cielo tocando el suelo con los pies, necesariamente necesito tu voz para poder seguir adelante, pero cuando callo mi voz, solamente encuentro que el silencio me abraza. Mi memoria trata de recordarte pero cada vez y sin sentido, porque ya no tenés sabores, olores, ya nos separan tantos kilómetros y tiempo que me sorprendo cada vez que trato de caminar tus calles y sin éxito.
 Nunca supe que esperabas de mí, simplemente te pedí que te quedaras para que fuéramos felices, te pido por favor, esta noche...

domingo, 3 de mayo de 2015

Soy libre.

 Cada vez quiero escribir más, pero cada vez tengo menos tiempo, irónico que un día como hoy con el frío que hace puedan pasarme tantas cosas por la cabeza.

 Soy libre de vos,  libre de todas tus espectativas y es la primera vez que estoy luchando por algo que quiero, y siempre me pregunto si es lo que vale la pena y lo vale, porque me llena de felicidad viéndome por el camino que transito, siendo feliz, me veo con una sonrisa, me veo rodeada de un aura de felicidad y hoy me toca pensar en los que no están, sé que esa persona estaría orgullosa de lo que quiero ser, de lo que voy a ser, porque entendí que nadie te dice que tenés que luchar, uno en su camino tiene que luchar por lo que quiere ser, no quiero volver a ser esa, esa insegura, esa que no sabía lo que quería o peor, esa que por complacer a otros era lo que la gente quería, hoy siento frío pero ese frío en mi naríz es lo que quiero por caminar esas calles a la manaña para ser alguien mejor, alguien que lucha por un futuro deseado y cada día que pasa es un día más que no te veo pero un día menos para acercarme a vos, creeme, creo que nos vamos a encontrar más grandes, más viejos creyendo que el camino que tomamos es el correcto, pero que no fue el indicado, me verás mejor y yo te veré igual, igual con mi esperanza renovada como cada vez que te pienso, porque nadie me puede robar la esperanza, nadie te puede robar la esperanza en el cielo, nadie puede hacerlo y ahora soy libre de decidir de quien soy y quien quiero ser, de que quiero hacer, de que tal vez no esté haciendo lo correcto pero me guiás en cada paso que doy y te doy las gracias por haber existido en mi vida y haberme dado la esperanza de que puedo ser lo que quiero ser.

A vos R.