jueves, 23 de abril de 2015

Día no normal.

 Hoy no fue un día como cualquier otro, todo marchaba normalmente hasta las 11.30, en donde en el medio de la clase de química, interrumpí el silencio para irme.
 Entendí que lo que estoy estudiando no es lo mío, porque no podría vivir así, quiero vivir de esto, aunque no tenga un buen sueldo o salida laboral.
 ¿Por qué me presionaron tantos años para que sea quién no quería ser?
 Era tan infeliz que no creía posible el hecho de estar rodeada de nada, esperando la muerte, desde esta mañana llevo una lista de cosas que quiero hacer, que quiero cumplir, quiero que las palabras sean la guía de mi vida, ¿PERO CÓMO DUDÉ DE ÉSTO?
 Hace un poco más de diez años llevo ésto bajo la piel, casi oculto, nadie te dice como vivir, pero de ahora en más prometo solamente hacer lo que realmente me guste.

viernes, 17 de abril de 2015

Entender, (antes y después)

 Era de madrugada mientras el té se enfriaba y pensaba en que me diferenciaba de cuando era más joven, si no me separa mucho tiempo de aquella chica que fui, entonces veo como volvés nuevamente a mi vida, tratando de encontrar algo que siempre estuvo ahí desde el primer día en que te vi, entonces entendí que la pequeña chica hubiera salido corriendo detrás de tu sombra solo por verte aunque sea un segundo más, pero yo no, me niego a torcer el brazo, aunque no sea tan feliz, no pretendo volver nunca más a tus brazos, o soy tuya o no soy de nadie, prefiero no ser de nadie porque ser tuya casi me destruyó por completo.
 Entendí que nunca te merecí porque los demonios tienen que estar en el lugar de donde provienen, entendí que decidir entre apostar a todo o quedarme sentada mirando el té era la diferencia entre seguir creciendo o quedarme con la misma persona que me hizo quebrarme una y otra vez, doblegando toda fe en mi y en el amor.
 Finalmente entendí que no tenía porque lanzarme a tu vacío, si la primera vez que lo hice no me esperó nada en el fondo y si te preguntás si puedo volver a vos, la respuesta es no, porque la primera vez pasó por tu culpa, pero la segunda no pasará por la mía.
 Que seas muy feliz.

jueves, 16 de abril de 2015

ME ARRUINASTE.

 Arruinaste mi confianza, arruinaste mi fe, lo único que recuerdo es querer llorar en medio de esa avenida, maldiciendo cada centímetro de tu existencia, tanto tiempo como espacio ocuparas, quise que dejaras de existir para siempre, poder borrarte de todos los lugares a los que fuiste y en el que estás en este preciso instante. Quise creer que todo ese tiempo que te creí no fue en vano, aunque lo fue porque terminaste por destruirme lo poco que me quedaba en pie, ahora camino vacía, sabiendo que traicionaste absolutamente todo en lo que creí, y mi credo no fue lo suficiente, nunca lo fue, ahora no lo es ni para mí, me enseñaste a desconfiar de todos y que por cada tropezón, hay una caída esperando, me caí, me lastimé las rodillas y ahora sangro sin poder repararme, nunca me sentí de esta manera, nunca quise hacerlo, me partiste en millones de pedazos y es imposible volver a recomponerme, nunca más podré volver a ser esa, esa que me gustaba, esa que quería, esa por la que luché, porque lastimé a quienes quise y quiero, aún sin estar me seguís lastimando.
 Nunca le deseé tanto mal como el que me hiciste a nadie, pero ojalá algún día abras los ojos y sientas justamente este mal, te lo merecés, cada segundo.

domingo, 12 de abril de 2015

Reyes de la noche.

 En el instante en que me sentí más eterna fue cuando toqué el cielo con las manos, éramos reyes de la noche y nuestros ojos maravillados no podían dejar de admirar las chispas que nuestro amor conllevaba.
 Hoy solamente siento un vacío tan grande al escuchar y solamente ser espectadora de como las otras manos tocan el cielo y las mías siguen a los costados de mi cuerpo, tal vez es tiempo de olvidar y superar por cuestiones lógicas, no volverás, no volveré, ¿Para qué?
 Y ahora estoy en libertad, presa de ésta vida, presa de mis deberes y obligaciones, presa de mis decisiones y elecciones...