jueves, 12 de marzo de 2015

Vaso medio lleno.

 Ahora que el tiempo pasó y las heridas cerraron, pareciera que crecí como si hubiera pasado toda una vida, hoy entiendo que la nostalgia no es depresión, los recuerdos me hacen sonreír, por más que quede mucho o poco tiempo, no quiero saberlo porque me emociona mucho no saber lo que viene por delante.
 Recuerdo que cuando me caí, estaba tan al fondo que pensé, "¿podré superar todo?" Cuando me decidí a superar, nunca pensé que pudiera llegar tan lejos, había días que me levantaba y toda la vida me pesaba, pero estaba segura de que a algún lado tenía que llegar porque me convencía de que ninguna pesadéz me detendría.
 Aunque ni yo lo crea... Hoy me río de esa chica que pasó mirando el vaso medio vacío toda su vida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario