domingo, 29 de marzo de 2015

Paranoía.

 No sé para que abrí una puerta que hoy quiero cerrar y me saboteo al hacerlo, traté con toda mi fuerza muchas veces cerrarla, pero no puedo poner más de mi espíritu lastimado para no seguir caminando a ningún lado, no entiendo porque me jugaste en contra si todo lo que hice fue amarte hasta que doliera, hoy mi alma está desgarrada porque tanto de mi se va en vos y no entiendo porque simplemente no pudiste amarme como soy, amarme por lo que soy y ser felices, no entiendo porque reparaste mi alma rota si después la ibas a volver a partir en miles de pedazos, me pintaste una sonrisa que ahora me quitás, no puedo explicarte en palabras o en lágrimas todo el dolor que siento en este momento, ni el silencio puede hacerlo, nada puede hacerlo, siento que no puedo escribir ni respirar, en mi interior mi mundo se cae a pedazos y no puedo disimularlo, si tanto me querías, ¿tanto te costaba estar a mi lado?
 Ahora y a partir de hoy estamos condenados a extrañarnos, a no sentirnos, puede ser que me quede un vacío tan grande como la vida pero más adelante voy a agradecérmelo y también me lo agredecerás, te pido perdón por irme pero no soporto más, esta es la última vez que te escribo, esta es la última vez, ahora estoy libre de tu sombra, libre de mí.

No hay comentarios:

Publicar un comentario