sábado, 7 de marzo de 2015

No puedo.

 Antes, cuando no podía lidiar con algunas situaciones respondía "no puedo", pensando que eso solucionaría todo, al fin y al cabo sí terminaba resolviendo todo pero de alguna manera ya no era lo mismo, porque ese "no puedo" hasta amargaba todo lo que si podía hacer.
 Hoy "no puedo" dejar de intentar solucionar todo, "no puedo" bajar los brazos porque realmente no quiero, no me lo permito porque sé que allá hay algo mucho más importante que encerrarme en no poder hacer algo, desde que ese "no puedo" se volvió a mi favor, realmente los días son diferentes y ya no quiero no poder, si que puedo, todos pueden, todos podemos porque la vida nos da batallas, algunas más grandes que otras pero absolutamente todo tiene solución, para cada problema hay tres soluciones, si nos ajustamos a eso,
¿por qué los problemas son más pesados que las soluciones?
Siguen siendo respuestas a todas tus preguntas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario