domingo, 1 de marzo de 2015

Mentiras, no soy la única.

 ¿Cuánto tiempo podría estar así? Pensé que podían ser semanas, pero pasaron meses, ¿cuánto tiempo más podría mentirme a mi misma? Cuando me dice que me quiere, hasta parece que lo hace de verdad, mientras en esta soledad mis lágrimas corren mi rimel por mis mejillas, pienso que tendría que enviarte al infierno y que de ahí no vuelvas más, pero hay algo que no me deja hacerlo, me creés loca cuando te hablo de otras pero sé que no soy la única y nunca lo seré.
 Todos los días pienso en terminar todo, pero siempre vuelvo a tus brazos para que tus labios vuelvan a mentirme con esos besos que me queman hasta donde no sabía que se podía llegar.
 Sos una mentira, soy una mentira, somos una mentira para mantenernos felices.

No hay comentarios:

Publicar un comentario