domingo, 22 de marzo de 2015

La del espejo.

 Todos los días y no importa a la hora que sea, nos miramos al espejo, es una rutina mirar a esa persona que es igual que vos pero no es una persona, es una imagen vacía, es lo que te devuelve un objeto insulso, nos detenemos en cada cosa mala que nos devuelve el espejo, en todo eso que no nos gusta, quería decirle a la del espejo que todos los días siempre será la misma, pero ella nunca sabrá todo lo que río, todo lo que lloro, todo lo que vivo y todo lo que dejo de vivir, si le sonrío, ella me devolverá la sonrisa, la del espejo nunca se enamorará de todo menos de lo que haya afuera, nunca vivirá lo que viví.
 Cuando te mirás al espejo y ya no te interesa que imagen te devuelva porque no puede reflejar tu interior, es ahí que crecer es inminente, crecer es...

No hay comentarios:

Publicar un comentario