viernes, 13 de marzo de 2015

Despedirse.

 Esta idea hace mucho tiempo que viene tomando forma en mi cabeza y no es para menos, no puedo estar amando a alguien que indudablemente no me ama y la vida es muy corta para estar con quien no siente lo mismo que siento, las despedidas no son lo mío, suelen despedirse de mí y no al revés, pero creo que nos haría un favor al despedirnos, porque no puedo soportar más ser el segundo plano, que la incertidumbre me invada, hay veces que es mejor caminar sola y no creas que te dejo porque quiero, aunque con usted señor, aprendí muchísimo más que con nadie más y me vio crecer como nadie lo hizo, pero no puedo estar luchando internamente con mis sentimientos, mi razón de ser y lo que tengo que hacer verdaderamente.
 Cada persona cumple su ciclo y se va, como cada cosa que pasa por nuestras vidas y me limito a sentir que nuestro ciclo tal vez nunca fue, pero ese nunca creo que hasta acá llegó, porque nunca tuvimos más que el presente y ese presente en algun momento tiene que convertirse en pasado y hago fuerza pensando que es lo correcto, que la despedida es lo correcto y solamente me sale decirte una palabra... Gracias.

No hay comentarios:

Publicar un comentario