sábado, 7 de febrero de 2015

Gracias.

 Últimamente, cuando hablo de él, solamente sé decir una palabra, cuando escribo sobre él, aparece una y otra vez la misma palabra, algunos creen que salté de un trampolín para salvarme del dolor y finalmente caí en un vaso de agua, pero no fue así, el pasado no tiene absolutamente nada que reclamarme, tampoco tengo nada que envidiarle, porque esta vez gané y nunca me habían hecho sentir una princesa hasta el día de hoy, (hasta hace muy poco) y sólo puedo decir "gracias".

No hay comentarios:

Publicar un comentario