miércoles, 4 de febrero de 2015

Aprendiendo a amar.

Cuando todas mis luces se quisieron apagar, llegaste brillando mucho más que el sol y me enseñaste verdaderamente el arte de amar, que no es necesariamente pasar todo el tiempo juntos o demostrarte amor en frente del mundo, si el mundo bien sabe que te amo, es el tiempo que te pienso, las ganas de seguir a tu lado, que al llegar la noche, extrañarte antes de dormir, sean mis "buenas noches", irremediablemente estos últimos meses me viste crecer y florecer como ninguna persona lo había hecho a mi lado, tuviste valentía para entenderme y quedarte, para calmarme en mis días peores y en mis impulsos más tontos.
Verte y escucharte hablar, para perderme en todo tu esplendor, poder abrazarte, sentirte muy cerca de mi, besarte y estar sonrisa a sonrisa, es lo que llena mi vida, estoy aprendiendo a amar, estoy aprendiendo a amarte.

No hay comentarios:

Publicar un comentario