domingo, 25 de enero de 2015

Seguir el viaje.

 Y así como llegó, se fue yendo, así como lo gané, lo fui perdiendo, pero el pendiente será que nunca se podrá tener algo que no es tuyo, si es del viento, no es más que de la libertad y del viento, no es más de donde soplen las corrientes y donde lo vayan a llevar.
 Ya no sé si llamarlo suerte o desdicha, traté de ponerle muchos nombres, en algún punto para sentir que sí, que era mío, pero después de todo realmente nunca lo fue, es como ir viajando y parar en una estación de servicio a descansar, eras el lugar donde tal vez quería descansar para siempre, pero hay cosas que nunca concluyen y hay que seguir el viaje...

No hay comentarios:

Publicar un comentario