viernes, 2 de enero de 2015

La paz también es efímera.

 Hoy que miro el atardecer buscando respuestas en mi interior, sabiendo que este cigarrillo se consume como el tiempo en mis manos, el tiempo es tan poco que los mejores momentos son efímeros, que los mejores amores son efímeros, mientras cae la noche podría decirse que encontré cierta paz, encontré cierto eje en donde si me muevo dos pasos, me derrumbo, pero no es por derrumbarse, es porque encontré el centro que tanto buscaba, me reencontré y siempre estuve ahí... Esta paz puede que también sea efímera.

No hay comentarios:

Publicar un comentario