viernes, 5 de diciembre de 2014

Pasos para superar.

 Ya me separan casi seis años desde ese día en el que perdí todo de mí, para darle paso a mi nueva yo, dejé de la ingenuidad de lado, me volví mucho más fuerte y me prometí nunca más caer, es más, todas las veces que iba a caer, me recordaba el dolor que había sentido y eso me fortalecía más, ¿qué si me volví fría? Si, más de lo que esperaba, la soledad y el frío matan al calor del corazón, ¿qué si me volví a enamorar? No, no hasta ese día de abril, pensaba que ese fantasma me iba a seguir persiguiendo por el resto de mi vida, tardé cinco años en endurecerme, en hacerme más fuerte, en no levantarme por las noches gritando porque soñaba como él se iba de mis brazos, me levantaba y al principio nos separaban dos días, dos semanas, un mes, un año, tres, al cuarto cuando supe que nada iba a cambiar e intentaba superarlo de todas las maneras posibles, cambié de dirección por una 900 km más lejos de él, solucioné todos mis conflictos, una tarde me senté a escribir en paz y sabía que estaba en armonía conmigo y al día siguiente conocí a la persona que haría que nuevamente repitiera todos los pasos desde la primera oración.

No hay comentarios:

Publicar un comentario