sábado, 20 de diciembre de 2014

Palabras.

 No son las palabras, ni las charlas en sí lo que importan, es el poder de lo que sentimos cuando las decimos lo que realmente importa, es el valor que le damos a lo que decimos, es el coraje de saber decirlas en el momento justo.
- ¿Qué vas a hacer cuando realmente me ames?
(Sonreíste y me miraste)
- Porque cuando realmente lo sientas, no vas a saber como hacerlo, como amarme.

 Hay sentimientos que, una vez que se abren esas puertas, solamente pueden seguir creciendo y creciendo, no van a volver hacia atrás las cosas, todo el camino es de ida, incluso el de vuelta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario