lunes, 15 de diciembre de 2014

Más confesiones.

 Quería escribirte, porque no sé si esta es la última vez que te escribo, aunque no sepas que esto que escribo exista, aunque no sepas como me siento, aunque no sepas rotundamente nada, quería escribirte, no voy a rogarte que te quedes, pero si te querés ir, te voy a estar esperando cuando regreses, y si no regresás, aceptaré que no habrá una revancha, aceptaré que es el final, bajaré la cabeza y me iré caminando quien sabe hacia donde. No tengo más para darte que mi amor, mis sonrisas, mis buenos días, mi honestidad, mi voz, (aunque nunca la hayas escuchado) lo que escribo, (aunque nunca lo hayas leído) mis silencios, mi ruido, mi corazón, no tengo más para entregarte que todo lo que soy, pero entiendo que no quieras a esta persona, entiendo que no me ames como te amo, entiendo que después de tanto tiempo tendría que haberme rendido, pero lo que soy es una junta de luchas, aprendí que vivo en constantes luchas, aunque no estés acá, espero que no me faltes nunca.

No hay comentarios:

Publicar un comentario