jueves, 25 de diciembre de 2014

Más ausencia que presencia.

 Ayer me faltaste más que nunca, me encerré en el baño a fumar y a llorar tu ausencia, tal vez todo tenía que ser de esta manera, ojalá todo pudiera volver a ser como antes, ojalá volvieras para quedarte, para no irte más, no hay peor dolor que sentir tu falta sin poder decírtelo, sin que te des cuenta, que estés ahí tan inerte, ¿a dónde irás cuándo no estás acá? Espero que algún día encuentres el camino de regreso, acá todos te estamos esperando con los brazos abiertos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario