jueves, 6 de noviembre de 2014

Reflexiones sueltas.

A tu lado el sol tenía un brillo especial,
y desde que te fuiste,
no tiene intenciones de volver a brillar.

No necesito muchas razones
que me amarguen la razón,
si con una sola,
basta para amargarme el corazón.

Y ahí fue cuando entendí
que el amor no es una atracción, un flechazo,
se construye con tiempo
y se destruye con el rechazo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario