lunes, 17 de noviembre de 2014

Dolor.

 Siempre pensé que dejaba el alma cuando sentía, pero este dolor se llevó hasta mi alma, ya no puedo ser nada, porque cada vez que trato de recordar se me escapan muchas más lágrimas de la que desearía tener, hoy me pasé mirando el cielo todo el día preguntándome por qué, si será cierto este final, si será cierto este dolor, si este lunes lo recordaré toda mi vida, si realmente estoy bien por dentro o sólo soy un despojo de dolores que nunca supieron curarse, si mi cura es tu mirada a centímetros de la mia y nunca más volveré a ver tus ojos, me hubiera encantado que al irte te llevaras este dolor, este maldito dolor que hace que mi corazón se sienta realmente partido en dos, todo el día de hoy el día giró en torno a mi corazón, pero no pensé que fuera a salir tan lastimado, te estabas yendo sin saber que te llevabas mi alma y me dejabas la soledad y el dolor, ¿por qué no te llevaste mi corazón? Si realmente no quiere quedarse dentro de mí.
 Desde hoy el insomnio se va a quedar a dormir conmigo, el dolor en el pecho se anidará para recordarme todos los días que la vida se va en un suspiro, los recuerdos me dirán que no estás conmigo, después de todo, no tenemos otra vida y desperdicié mi oportunidad en esta, no renaceremos, no volveremos y me marchitaré como las flores en el invierno.
¿Te acordás cuándo mencioné que cierta magia haría que nunca estuviera con el amor de mi vida?
Y así fue.-

No hay comentarios:

Publicar un comentario