jueves, 27 de noviembre de 2014

Te fuiste.

 Cuando te fuiste pretendiste que no llorara, ¿acaco querías que haga una fiesta de despedida?
 No sé ni para que viniste si te ibas a ir de nuevo, ahora todo lo que queda es una persona rota que no sabe como volver a pegarse, me partiste en tantos pedazos que no sé por donde empezar a juntarme, no vuelvas más, porque sólo causás destrucción, sólo podés crear caos y dolor a tu paso, es tanto lo que siento al pensarte, al pensar que me mentías tanto al decirme que nunca te irías, que nunca te ibas a cansar, que siempre me ibas a querer, tal vez llegué a esa fase en la que las lágrimas me ciegan tanto el camino que sólo miro para atrás y te veo a vos incendiando mi vida para dejarme ardiendo, yo no te mentí, vos me mentiste todo éste tiempo, y sigo tratando de digerir tantas mentiras y no puedo hacer más que envenenarme y sentirme peor cada día. Quiero olvidarte porque no me enseñaste nada más que tu egoísmo con esta despedida, pero alguien más me encontrará y cuando el mundo no te entienda y quieras regresar, quiero que te acuerdes que vos me dejaste sóla ese día en esa esquina.

miércoles, 26 de noviembre de 2014

Querido futuro esposo:

 Sé que estás dando vueltas por ahí, así que te escribo esta carta:
 Quiero que seas tierno y te sientes conmigo a tomar mates, amargos, porque para dulce ya estarías vos, que me digas lo hermosa que soy, que todo siempre va a estar bien, porque cuando sucede algo suelo perder los estribos de las situaciones, que me abraces y me hagas sentir segura, que cuando nos sentemos a hablar, lo hagamos como si nos conociéramos de toda la vida, que me cuentes sobre tus viajes y yo te contaría sobre los míos, amanecer y poder usar tus remeras de camisones, aunque me queden grandes las usaría igual, que me mires y me beses la frente como si fuera tu princesa, aunque nosotros ya seamos parte de un reino, que miremos al cielo con la misma intensidad con la que se puede mirar la libertad, que me prepares un té y me digas "sé que no te gusta el café", que nos confundamos de anteojos y los míos te queden tan graciosos que me den ganas de abrazarte, que caminemos de la mano por todas las calles, apoyarte en todo lo que te propongas por más tonto que sea, porque todo lo que hagas siempre me va a interesar y ayudarte aunque no hayan muchas luces, que seas espontáneo al decirme que me querés, que seas el único en todo lo que me queda de vida y que mi corazón siempre te pertenezca.

martes, 25 de noviembre de 2014

lunes, 24 de noviembre de 2014

Sería una pena.

 Sería una pena que me abandonaras para seguir adelante y me dejaras acá, parada, en el medio del mundo, sola, afrontando tanta soledad, sería una pena no volver a tener tu amor, no volver a tener tus abrazos, no volver a escuchar tu voz, no volverte a mirar a los ojos, sería realmente una pena que no vivamos juntos toda la vida que nos queda por delante, sería una gran pena que nunca más vuelva a sentir esas cosquillas que me hacías sentir sólo con decir mi nombre.
 La peor pena, es que está sucediendo.

domingo, 23 de noviembre de 2014

¿Más allá?

 Hoy te hablé más que nunca, hoy te hablé, ahora te estoy llorando, quiero que vuelvas, fumo y te recuerdo,  ¿habrá un lugar para mi al lado tuyo? Te fuiste hace mucho y no me llevaste con vos, nunca entendí porque, llevame con vos si es necesario, la última vez que me viste, me apretaste la mano tan fuerte que creí que la vida tenía sentido, que íbamos a vivir juntos y te fuiste, espero que me vengas a buscar, porque sé que me mirás desde donde estás. Sé que estás orgulloso de mí o eso es lo que quiero creer, quiero creer que me mirás desde donde estés, quiero creer que sos feliz, aunque cada vez que te pienso me dan ganas de llorar o de correr, te siento, como un frío en mi espalda, cada vez te vas alejando más, anque estés acá, tengo que dejarte ir, no puedo escribir sobre vos todo el tiempo, decime que te deje ir y te dejo ir, porque esta espera es inaguantable, esto a lo que le llaman vida, es inaguantable sin vos, y nunca te hablé con nadie, más que cuando te fuiste, ese día lloré como nunca, pero espero a que seas libre y sin ataduras puedas vivir en el más allá,, quedate y andate, no te vayas, cuidame porque eso necesito, eso necesito de vos, te quiero a la distancia, esto me consume del todo.

viernes, 21 de noviembre de 2014

¿Qué haré con tanto?

 Hoy desorganicé todos mis recuerdos para poder encontrarte ahí, porque es la única forma de verte, tal vez nunca pueda olvidarte, no sé cuanto tiempo pasó, pero todavía te sigo escribiendo, me perdí en el tiempo que perdimos estando lejos, me hundí en estos días de soledad y aunque admitirlo suena feo, me siento cómoda en este vaivén de sentimientos encontrados, no desearía algo más que no fuera esto, tal vez no sea comodidad, tal vez me acostumbré a no tenerte, a extrañarte, a anhelarte, a desearte, a esperarte.
¿cómo tanto amor pudo hacernos mal? 
 Los dos peleábamos juntos contra el mundo y también peleábamos contra nuestro amor, y todavía no deseo agarrar otra mano que no sea la tuya, no quiero otros abrazos que no sean los tuyos, y si tuviera que esperar mil años por volverte a abrazar, lo haría, porque te debo tanto, que no sé como pagarte.

jueves, 20 de noviembre de 2014

No se olvida.

 Hay cosas que se resisten a cambiar, como mi amor por vos, no se quiere transformar en olvido, no, no se olvida, esos besos que me diste no se olvidan, tus abrazos no se olvidan, tu sonrisa no se olvida, hay que tener mala memoria. Intento, trato y vuelvo a intentar, todo en vano porque tu amor no se quiere ir, si cuando te fuiste te tenías que haber llevado la mitad de mi amor, la mitad de mi soledad, la mitad de mi dolor, la mitad de mi angustia, tenía que ser todo parejo, después de vos no hay nada, porque después de vos no puede haber algo más, si cuando estuviste en el cielo, la tierra parece nada, eso no se olvida, pero saliste ganando y aunque voy perdiendo te deseo una buena vida, porque no hay otra vez para nosotros.

miércoles, 19 de noviembre de 2014

Te pienso sin querer.

 Me levanto y no te encuentro, la cama me queda tan grande sin vos, me pregunto si te pasará lo mismo o si ya hiciste que te quedara chica con alguien más, ya perdí la cuenta, no sé si te fuiste ayer o hace casi dos meses, será que tengo que quitarte de mi alma, aunque en mi piel todavía se quedaron tus besos como marcas sin color.
 Si pienso en como te fuiste, no fuiste quien dijo adios, 
fui yo al hacer que te fueras.
 Me levanto y no te encuentro, quiero pensar que vas a volver en algún momento, si cuando cierro los ojos todavía te puedo ver durmiendo conmigo, diciéndome al oído que nunca te irás, aunque sea mi imaginación, porque ya te fuiste y no vas a volver.
 Si pienso en como te fuiste, no fuiste quien se rindió, 
fui yo al hacer que te rindas.
 Te pienso todo el tiempo, te pienso sin querer.

lunes, 17 de noviembre de 2014

Dolor.

 Siempre pensé que dejaba el alma cuando sentía, pero este dolor se llevó hasta mi alma, ya no puedo ser nada, porque cada vez que trato de recordar se me escapan muchas más lágrimas de la que desearía tener, hoy me pasé mirando el cielo todo el día preguntándome por qué, si será cierto este final, si será cierto este dolor, si este lunes lo recordaré toda mi vida, si realmente estoy bien por dentro o sólo soy un despojo de dolores que nunca supieron curarse, si mi cura es tu mirada a centímetros de la mia y nunca más volveré a ver tus ojos, me hubiera encantado que al irte te llevaras este dolor, este maldito dolor que hace que mi corazón se sienta realmente partido en dos, todo el día de hoy el día giró en torno a mi corazón, pero no pensé que fuera a salir tan lastimado, te estabas yendo sin saber que te llevabas mi alma y me dejabas la soledad y el dolor, ¿por qué no te llevaste mi corazón? Si realmente no quiere quedarse dentro de mí.
 Desde hoy el insomnio se va a quedar a dormir conmigo, el dolor en el pecho se anidará para recordarme todos los días que la vida se va en un suspiro, los recuerdos me dirán que no estás conmigo, después de todo, no tenemos otra vida y desperdicié mi oportunidad en esta, no renaceremos, no volveremos y me marchitaré como las flores en el invierno.
¿Te acordás cuándo mencioné que cierta magia haría que nunca estuviera con el amor de mi vida?
Y así fue.-

domingo, 16 de noviembre de 2014

Vuelve a mi.

 Te vi partir, pero vos me viste llegar y yo te tuve que ver partir. Aunque hoy no pueda decirte nada de esto, quería decirte que lo siento, te lo voy a decir al viento y espero que en algún momento entiendas todos mis errores y que cuando mires hacia donde estoy sientas orgullo, porque no hay nada más lindo que pensar que todavía seguimos juntos, en algún lugar del tiempo, como sea, porque hay amores que unen por toda la eternidad y sé que todavía estás acá cuando te pienso y el olvido es para quien no lo recuerdan y yo te recuerdo todos los días, mi orgullo es seguir adelante por vos, si me sentís es porque mis labios siempre te hablan, en donde estés, vas a verme llegar de nuevo y no vas a partir nunca más.

sábado, 15 de noviembre de 2014

Sábado, me quedo aquí.

 Hoy es sábado y se hace de noche, efectivamente me encantaría estar con vos pero la distancia que nos separa es sólo física porque sé que en el interior estamos y seguimos unidos, es un sábado cualquiera, en algún momento y al mismo tiempo, tené presente que vos vas a pensar en mi y yo voy a pensar en vos.
 Tu misterio es contradicción, al irte rompiste tu promesa y yo te sigo pensando de acá hasta que salga el sol, queda tanto por decir y el tsunami llegó hasta aquí, aprendí mi lección, no me quiero ir, pero hoy me voy, salgo por la ciudad, no me quedo aquí.

viernes, 14 de noviembre de 2014

Cinco minutos más.

 Iba con todo mi amor a flor de piel para poder decirte que quería crecer con vos y me cortaste las alas, y es hasta el día de hoy que se nos ve el plumero y lo tonto, porque nos extrañamos con los pensamientos y nos amamos con los recuerdos, porque las caricias que me diste no me las dio nadie, y nadie más me las va a dar, porque esas noches que pasamos juntos me dijeron más que esta soledad que no me habla, tengo cerrado el corazón porque ya te pertenece, no hay espacio para nadie más, tengo cada insensatéz y me puedo equivocar, pero no me equivoqué contigo, porque podría matar por estar contigo cinco minutos más.
 Cada escrito que te dedico ya no son agradecimientos a tu presencia, son un informe de tu ausencia.

jueves, 13 de noviembre de 2014

Crimen.

" Últimamente los días y las noches se parecen demasiado, si algo aprendí en esta ciudad es que no hay garantías, nadie te regala nada. 
 Todo podía terminar terriblemente mal, pero este caso había que resolverlo".
 Éramos dos extraños, en busca de nada, para terminar en nada, cuando te vi supe que eras un ladrón, no podías robarme la mirada tanto tiempo, después me robaste besos, suspiros, me robaste el sueño y cuando no quedaba nada más, me robaste el corazón, me hiciste y juraste cosas que no me las vas a dar nunca, ahora sé lo que es perder, fue ahí que me di cuenta de este crimen cuando te fuiste, ahora que estoy en la soledad sé que si no olvido, moriré y este crimen quedará sin resolver.

miércoles, 12 de noviembre de 2014

Zona de promesas/Desencontrando un amor.

 Toda la vida buscamos algo que le de sentido a nuestra vida, eso es el amor. Hay gente que lo busca toda su vida y no lo encuentra, yo lo encontré en medio de una búsqueda, estaba en busca del amor, lo encontré y cada vez se hacía más y más fuerte, me enamoré de un amor tan grande, más grande que todo el universo entero, tanto lo busqué que créanme señores, lo encontré, quiso entrar a la zona de promesas, "nunca te vayas, prometémelo" y como buena enamorada se lo prometí, nunca me fui y lo amo tanto que lo dejé ir, no tenía muchas alternativas, es más, no tenía ninguna, así es como desencontré el amor a la tierna edad de dieciocho años, me quedé en la zona de promesas, porque le prometí nunca irme.

martes, 11 de noviembre de 2014

Hasta que llegues.

 Y te convertiste en mi espera, te conventiste en la persona que quiero ver todos los días, te espero en la parada del colectivo, te espero al final del día, al final del camino, te espero todos los días y todas las noches, cada amanecer y cada atardecer, te espero en cada mensaje, cada vez que suena el timbre, te espero en cada voz que pronuncia mi nombre, te espero en cada noticia, en cada sentimiento, en cada pensamiento, espero que me sientas cada vez que te canto o que te pienso, te espero cada vez que salgo a recorrer la ciudad, te espero con mis besos intactos y mientras te sigo esperando no me puedo dejar de imaginar lo que puede ser y aun no ha sido, del tiempo que me roba el destino, hasta que se decida, al cruzarme contigo...

lunes, 10 de noviembre de 2014

Ciencia y corazón.

  Te conté todos mis secretos, podemos volver a empezar, podemos volver al principio una vez más, nadie me dijo que esta ausencia iba a ser tan difícil, éramos dos barriletes volando pero nuestros hilos se enredaron tanto que te lastimé y me lastimé, y decidiste alejarte con el viento. No hay ciencia que explique este dolor que siente mi corazón al levantarse cada mañana y no verte despertar, pero late dentro de mí una esperanza que ninguna ciencia puede explicar, te siento y te espero volando al viento.
 Ahora que soy libre, lo único que quiero es estar entre tus brazos.

domingo, 9 de noviembre de 2014

Un beso de desayuno.

 Quiero caminar por toda tu geografía, de norte a sur, para descubrir lo que ya está descubierto, darte un beso de desayuno, darte mi cariño al mediodía y a la tarde esperarte con todo mi amor para merendar, porque tu amor tiene sabor a eternidad, tus ojos son mi verdad y tus palabras son mi camino, camino para seguir alcanzándote, aspirar el olor de tu cabello cuando nos depertemos juntos, para poder ser feliz, me ponés el estómago blandito y lleno de mariposas, los nervios me sientan bien en la cara cuando me sonrojo y mi sonrisa lleva tu nombre, todo el tiempo y todos se pueden dar cuenta, nosotros combinamos perfectamente, nuestros cuerpos se funden en uno y vos y yo combinamos, como las piezas de un rompecabezas, y al despertar quiero darte un beso de desayuno, para irnos volando hasta neptuno.

sábado, 8 de noviembre de 2014

 Mi mundo ardía en llamas, nadie podía salvarme y apareciste, una figura tranquila e inigualable, con tus ojos de agua apagaste mis llamas, pero me ahogaste, nunca supe qué hiciste en mi para que te soñara tanto, nunca soñé que amaría a alguien como vos, nunca pensé que amaría a alguien como vos, nunca pensé tanto, sos un tema jodidamente complicado, sin estar presentes tus ojos me siguen ahogando, mi mundo empieza en tus ojos y termina en tu sonrisa, no deseo otra cosa que tu geografía sea la mía.
 Ahogame, que me sigo hundiendo.

jueves, 6 de noviembre de 2014

Reflexiones sueltas.

A tu lado el sol tenía un brillo especial,
y desde que te fuiste,
no tiene intenciones de volver a brillar.

No necesito muchas razones
que me amarguen la razón,
si con una sola,
basta para amargarme el corazón.

Y ahí fue cuando entendí
que el amor no es una atracción, un flechazo,
se construye con tiempo
y se destruye con el rechazo.


miércoles, 5 de noviembre de 2014

(Des)afortunada.

 Era un ser humano roto y quebrado, esperando un milagro, pero, ¿en serio iba a sucederme uno?
 Estaba tan perdida y triste que tuve que cambiar de geografía, estaba muy mal ubicada en el mundo, la vida me había dado la vida incorrecta para vivir y yo la llevé hasta el final, hasta el punto de poder haberme quedado sin vida, era tan afortunada de cambiar de rumbo dentro de tantos vicios vacíos y sin sentido, todos me decían que el amor iba a cambiar mi vida, porque realmente no sabía que era el amor, solo vivía con la soledad, lo entendí cuando me abrazó y juntó todas mis partes en una sola, ese día descubrí que el amor podía salvarme, que afortunada por encontrar eso que la gente tanto busca y nunca encuentra, que afortunada porque el amor me había encontrado a mi por primera vez, si buscarlo fue por lo que giró mi mundo, ese día todo se armonizó, me armonicé con el mundo y dejé de odiarlo para empezar a amarlo, para empezar mi camino de ida hacia mi propio encuentro. Ahora que el amor sigue caminando afuera de mi vida, hay un amor que se quedó conmigo para poder amarme, que (des)afortunada que soy, podía haber tenido los amores más fuerte que sentí juntos, pero ahora me quedo solo conmigo, tal vez soy tan (des)afortunada que siga esperando el verdadero amor, ¿Quién sabe? que te sigo esperando amor.

martes, 4 de noviembre de 2014

Soy un record roto.

 Pensaba que si íbamos despacio tal vez todo sería eterno y me rompiste, pero la segunda vez creí que si íbamos corriendo juntos, cara a cara nos estrellamos y me rompiste, tal vez tenía que ser así, tal vez todo lo que pasó tenía que pasar así y no tuve tiempo para cambiar mis errores, mi espacio se siente tan grande y vacío ahora que no estás acá conmigo para cantar a los gritos, ahora que estoy totalmente sola y abandonada, ahora que soy un record roto en tu memoria, mejor dicho en tu olvido, me gusta creer que tu olvido no es tan grande, sólo que la luz de tu recuerdo no alumbra tan lejos donde me dejaste, voy a seguir caminando por ahí, tratando de encontrar esa frontera, si no es tu amor, no hay amor, que no haya nada.

lunes, 3 de noviembre de 2014

Jean azul.

 Cuando entraste a mi vida llevabas puesto tu jean azul, que bien que te quedan, hiciste que por el resto de mi vida no pensara nada más que en eso, en tener en poder de quitártelos cuando deseara, hiciste que la cabeza me pesara, que mi alma se quemara en un solo beso, tal vez esta taza no es la indicada, pero quería que sea algo de nunca acabar, me encantaba usar tus remeras de camisones, que me despeinaras y dijieras mi nombre en un susurro, en mis oídos, porque te amaré hasta el final, esperaría un millón de años sin importar, sé que no podés ver a través de mis lágrimas y mis ojos desmaquillados cuanto lo siento, me dijiste que tenías que irte para poder crecer, como un árbol solitario mis raíces se descontrolaron y querían quedarse con vos para siempre, él se marchó un día de semana, cuando salió por esa puerta una parte de mí se murió, se la llevó con él para no regresar más y ahora en vez de escuchar como pronuncia mi nombre con esos labios eternos, escucho a la lluvia caer fuerte con el viento.
 Dime que me recordarás para siempre, con esa sonrisa perfecta que era mi religión, y yo te recordaré para siempre con tu jean azul.

domingo, 2 de noviembre de 2014

1, 2, 3.

 1, viernes, 2, sabado, 3, domingo.
 Me levanto los domingos con aire de no saber porque sucedió todo el fin de semana, me sostengo la cabeza y son más de las 14.00, me maldigo por no poder levantarme más temprano, es otra noche que perdí lejos de tus brazos y cerca del agua, cerca de los barcos y lejos de los aviones, porque el mundo sabe que me mantengo entera por seguir viva, si no ya me hubiera destruido hace mucho tiempo, no encuentro el encendedor, no encuentro la cordura por ningún lado, sólo recuerdo que mi copa nunca se vació, no quiero mirar abajo ni mucho menos atrás, sopla el viento y solo cierro mis ojos y abro los brazos al viento, como deseo que me lleve tan lejos como pueda, pero los abro y sigo en el mismo lugar, me balanceo como si fuera un candelabro al viento, vivo como si el mañana no existiera y cuando el hoy llega me vuela la cabeza, no puedo prometer más que mantenerme entera esta noche. 
¿Cuándo va a parar todo esto?

sábado, 1 de noviembre de 2014

Soledades.

 Hace algún tiempo quería hablar de la soledad, hace algún tiempo que estoy con ella y no me acostumbro a la idea de sentir que nadie me abraza, es ahí cuando la soledad me abraza y con la soledad viene su amigo el silencio, se anidan dentro de mi cuarto, dentro de mi piel, ando con la mirada perdida y todos pueden ver como queda a flor de piel la soledad dejando cicatrices.
 Realmente puedo sentir el peso de la soledad en mis hombros, con ese peso viene la culpa, esa culpa de haber dejado ir a mi gran amor, a ese amor que pensé que era el indicado, (tal vez lo es) que cuando estaba con él la soledad no era más que solo un vestigio de un recuerdo lejos, ahora la soledad hace que él sea un vestigio de un recuerdo lejos.
 La soledad llama a la tristeza que viene a sentarse conmigo, recorriendo el pasado, secando mis lágrimas, la tristeza es malvada, hace que miremos al más allá y nos demos cuenta de que solamente hay un más allá solitario. La soledad invita al miedo, porque realmente tengo miedo de no verte nunca más como te miraba antes, con el amor con el que te miraba antes, tengo miedo de no pasar el resto de mi vida con vos, o peor, tengo miedo de que nos pase algo que no deje que sigamos viviendo, más allá de que sea juntos o no, el miedo invoca a la muerte.
 Ahora que ves que la soledad trae tantas emociones consigo, la soledad no es solo "soledad" y nunca lo será, la soledad es extensa e ingrata, es mucho más que una sola palabra. Nunca pensé que me fuera a dejar en soledad, pero mientras mi corazón le pertenezca, yo seguiré con esta soledad.